HOY DISFRUTARE ESTE DIA!!

Posted on 15 febrero, 2010. Filed under: MENSAJE |

1.
Principios de salud integral

Para armonizarnos con la naturaleza es necesario aprender a no luchar contra
ella, aceptar los cambios climáticos y las características propias de cada
estación del año, de tal manera de sentirnos bien aprovechando las diferentes
condiciones ambientales. Disfrutar cada día tal y como se presenta, puesto que
no hay días malos, si aprendemos a vivir plenamente, encontraremos motivos
suficientes para ser felices no importando como se manifieste cada amanecer.
Manejar las cualidades de la naturaleza tal como ya lo explicamos.

Usar adecuadamente los elementos naturales: la luz y el calor del sol; el aire
en la piel y por la respiración; el agua en el interior como bebida y en el
exterior como aseo e hidroterapia; la tierra a través de los alimentos.

Hoy disfrutaré este día tal y como se presente.
Si hace sol sentiré su calor y su luz que serán para mí una bendición al
recibir sus rayos vitalizadores, quizá sudaré lo suficiente para eliminar
substancias perturbadoras de la sangre.
Si está nublado me cargaré con la energía de los iones del ambiente, respiraré
profundamente para sentir la fuerza electromagnética de las nubes.
Si corre el viento suave o fuerte sentiré su poder muy dentro de mí, seré como
él, suave como una caricia con los seres que amo y fuerte para vencer las
adversidades que se presenten en mi vida.
Si llueve daré gracias con los árboles y la tierra por esta hermosa bendición,
recibiré la purificación del agua eliminando las emociones negativas que tratan
de perturbar este día.
Si hace mucho frío, con hielo o nieve en el ambiente, será para mí un hermoso
día que aprovecharé al máximo, haciendo lo que puedo hacer en estas
circunstancias, siendo para mí una gran bendición.
Porque este día es mi día de paz y de armonía con la naturaleza de la cual soy
parte.

“Todas las enfermedades, que no son ocasionadas por accidente, tienen como
causa las substancias extrañas o malos humores.
Ninguna cura efectiva puede hacerse sin la expulsión de las substancias morbosas
del cuerpo.
Para fortalecer el cuerpo recomiendo mucho movimiento al aire libre y fresco,
beber agua con frecuencia y comer alimentos sencillos y fortificantes.
El agua es el primer disolvente de la naturaleza”.
(Vicente Priessnitz, considerado el padre de la hidroterapia en occidente).

2. Armonía con nuestros semejantes
La armonía con nuestros semejantes se logra cultivando el arte de la
convivencia, en pensamientos, palabras y acciones. Debemos aprender a pensar
positivamente de los demás, ver lo bueno y noble que hay en ellos, no juzgar ni
criticar negativamente a nadie. El hecho de que sean diferentes a nosotros no
significa que estén mal, simplemente ellos ven el mundo de manera distinta que
nosotros. No hablar mal de nadie, ni burlarnos de lo que hacen o dicen,
desarrollar la tolerancia, la paciencia, la compasión y todas las cualidades
positivas que se nos han enseñado desde tiempos inmemoriales por los Grandes
Maestros de la humanidad.

"Ama a tu prójimo como a ti mismo.
No hagas el mal, pero haz el bien.
Practica la inofensividad y el desapego".

Estos son algunos principios éticos de todos los tiempos, hay que practicarlos,
no importa que tan difícil parezcan, hay que intentarlo siempre, vale la pena
todo esfuerzo que hagamos en esta práctica del arte de la convivencia humana.

Este día bendeciré a todos mis hermanos con los cuales la vida me ponga en
contacto.
Aceptaré y comprenderé a cada quien según su punto de vista, no trataré de
cambiar a nadie.
A todos los saludaré con afecto y cariño de verdad.
Escucharé atentamente cuando alguien me hable, lo miraré a los ojos con
suavidad y respeto.
Hablaré con dulzura y sabiduría, diciendo siempre la verdad, sin dañar a
ninguna persona.
Pensaré siempre lo mejor y reconoceré todo lo bueno y noble que vea en mis
semejantes.
Me armonizaré con cada uno, según lo que cada quien necesite de mí.
Aprenderé a perdonar cuando alguien no reacciona como yo espero o deseo.
Incluso si me agreden o me dañan, los perdonaré de todo corazón porque no saben
lo que hacen.
Viviré este día para el bien de todos los seres.

“Que el amor sea sincero. Aborrezcan el mal y cuiden todo lo bueno: En el amor
entre hermanos: demuéstrense cariño unos a otros. En el respeto: estimen a los
otros como más dignos. En el cumplimiento del deber: no sean flojos. En el
espíritu sean fervorosos, y sirvan al Señor. Tengan esperanza y estén alegres.
En las pruebas sean pacientes. Oren en todo tiempo. Bendigan a quienes los
persigan: bendigan y no maldigan. Alégrense con los que están alegres, lloren
con los que lloran. Vivan en armonía unos con otros. No busquen las grandezas,
sino que vayan a lo humilde. No se tomen por unos sabios. No devuelvan a nadie
mal por mal; procuren ganarse el aprecio de todos los hombres. Hagan todo lo
posible, en cuanto de ustedes dependa, para vivir en paz con todos”.
(La Biblia:
Romanos 12.9-18).
3. Armonía con uno mismo
« Anterior | Inicio
Para alcanzar la armonía con uno mismo, es menester conocernos más, lo cual se
puede lograr con la auto-observación constante. La vida es una escuela
maravillosa que nos brinda la oportunidad de estar aprendiendo siempre, de
nosotros depende ser malos, regulares o buenos estudiantes. Estos estudios son
para convertirnos en discípulos conscientes, que buscan siempre la superación
personal en todos los aspectos y niveles de la existencia.

Cultivemos los 10 principios de la salud integral
1. Alimentación balanceada.
2. Respiración consciente.
3. Ejercicio moderado.
4. Higiene y terapias naturales.
5. Descanso y relajamiento.
6. Trabajo constructivo.
7. Control emocional.
8. Pensamientos positivos.
9. Fuerza de voluntad.
10. Actitudes y valores de tipo espiritual.

Viviré este día con toda intensidad.
Cuidaré mi cuerpo lo mejor posible, sólo le daré alimentos sanos y nutritivos.
Respiraré profundamente varias veces al día, haciendo de este proceso algo
consciente y productivo.
Haré algo de ejercicio, tendré una sana disciplina que seguiré con entusiasmo y
placer.
Utilizaré el poder del agua como bebida y como aseo, aprovechando sus
cualidades salutíferas con conocimiento y comprensión.
Sabré descansar cuando llegue el momento, relajándome totalmente para sentir la
paz, la armonía y la alegría interior.
Trabajaré honradamente, con el propósito de servir a mis semejantes
desinteresadamente.
Controlaré mis emociones, no permitiendo que nada perturbe mi bienestar total,
me llenaré de amor universal para todos los seres.
Tendré sólo pensamientos constructivos y positivos, desarrollaré mi
inteligencia estudiando algo trascendente.
Fortaleceré mi fuerza de voluntad con decisiones que me acerquen al logro de
mis grandes ideales.
Y por último tendré una actitud positiva ante la vida, cultivando los valores
eternos.

“Por eso tu deber es: armonía con las leyes espirituales-naturales, tal vez
preguntes, ¿cuáles leyes? Estas leyes están contenidas en la esencia de la
enseñanza que se ha vertido a través de los Grandes Maestros, que han venido al
mundo indicando el camino y la verdad que conduce a vida eterna, en todos los
libros considerados sagrados se encuentran inscritas a fuego estas leyes
inmutables, y en el centro de tu propio ser están contenidas todas las leyes
unificadas en la gran ley”.

(Rolando Leal: ESCRITOS DE UN BUSCADOR DE LA VERDAD, Mensaje 12.5).

Del Libro: EL SENDERO DE LA PAZ
Y LA ARMONÍA INTERIOR

Para ti con el cariño de siempre
Criztal Fugaz.


Anuncios

Make a Comment

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Liked it here?
Why not try sites on the blogroll...

A %d blogueros les gusta esto: